Icono-Cruz-Clínica-del-Pilar-Málaga-1

¿Cuándo ir al Oftalmólogo?

cuando-pedir-cita-al-oftalmologo
Tabla de contenidos

El cuidado de la visión es tan importante que de ello depende la calidad de uno de los 5 sentidos del ser humano. Por eso, no pueden dejarse pasar por alto problemas visivos que pueden llegar a afectar en el día a día, debido a un rendimiento decreciente en la vista.

En la tarea de prevención y cuidado de la vista es fundamental conocer los motivos más frecuentes para pedir cita al oftalmólogo/a. A continuación, te contamos cuando deberías pedir cita en oftalmología 👇​

Sequedad en los ojos

Es importante que sepas que una buena lubricación de las lágrimas es clave para obtener claridad en la vista y mantener tu ojo hidratado. Además, la sequedad en los ojos puede llegar a acompañarse de irritación y resultar muy molesto en el día a día.

La lubricación que generan tus lágrimas podría ser insuficiente y ha de ser consultado por un/a especialista en oftalmología para conocer las causas de la sequedad y tratarla correctamente.

«Más de 1.300 millones de personas en el mundo viven con alguna tipología de deficiencia visiva de lejos o de cerca»
LOGO-OMS
Fuente · OMS
Organización Mundial de la Salud

Contacto ocular con alguna sustancia química

Existe gran variedad de situaciones en las que el ojo puede llegar a entrar accidentalmente con algún tipo de sustancia química.

Algunas de estas sustancias pueden ser:

· Lavavajillas

· Gel de ducha

· Champú

· Lejía

· Desengrasantes

· Otros productos desinfectantes de limpieza

Antes de nada, lo primero que deberás hacer es enjuagar el ojo afectado con agua abundante y suero fisiológico. Consecuentemente, deberás pedir cita al oftalmólogo lo antes posible.

Dolor en los ojos

Las causas de dolor ocular son muy diversas. Desde algún tipo de cuerpo extraño que alberga en el ojo, aumento de la presión intraocular, inflamación ocular o alguna infección viral o bacteriana.

En cualquier caso, si el dolor persiste lo más adecuado sería acudir al servicio de oftalmología para evaluar el problema de dolor agudo.

cuando-ir-al-oftalmologo-motivos-principales

Ser mayor a 40 años

A partir de los 40 años, lo recomendable es acudir a oftalmología 1 vez por año.

A medida que la edad aumenta el porcentaje de riesgo de padecer presbicia o vista cansada aumenta, por lo que será fundamental revisarlo con un /a especialista de la vista.

Además, después de los 65 años se deberá pasar a una revisión completa de la vista para diagnosticar a tiempo cualquier tipo de enfermedad ocular relacionada con la edad. Algunas de estas patologías pueden ser:

· Cataratas

· Glaucoma

· Degeneración macular

· Manchas flotantes

· Problemas palpebrales (relacionados con el párpado)

Supresión o pérdida de visión repentina

Urgentemente debes acudir a consulta con tu oftalmólogo/a de confianza, incluso si la visión consigue regresar. La pérdida de visión repentina puede ser un síntoma claro de algún tipo de afección ocular con potencial cegador.

Actualmente, más del 80 % de casos de ceguera pueden prevenirse o ser tratados si son evaluados de forma precoz.

Como puedes observar, existen múltiples motivos para acudir al oftalmólogo/a. También te recomendamos acudir al oftalmólogo/a por cualquier tipo de contunsión, ya sea por deporte, trabajo u otra circunstancia alterna. ​

Recuerda que nuestra Unidad de Oftalmología te estará esperando en cualquiera de los motivos por los que necesites acudir a consulta especializada 😊.

Trabajamos
por tu salud

Urgencias 24h

Nuestro hospital está abierta los 365 días del año las 24 horas. Si tienes cualquier urgencia médica, estaremos preparados para atenderte.

Hospitalización

Disponemos de habitaciones con todas las calidades y con todo lo que necesitas tu y tu familia durante los periodos de hospitalización.

Quirófanos de última generación

Nuestros quirófanos son el corazón de nuestro hospital, ya que disponemos de los mejores quirófanos en la provincia de Málaga.

Análisis clínicos

Disponemos de toda la maquinaria para realizar los análisis clínicos necesarios para diagnosticar cualquier patología.